viernes, 29 de abril de 2016

Casa de reinas, casa de machos


Concursos de belleza con hombres vestidos de mujer toman fuerza en Costa Rica



Crossdressing: los hombres que se visten de mujer sin ser transexuales ni homosexuales


Touch Eclat For Men | Yves Saint Laurent
Touch Eclat For Men | Yves Saint Laurent

   




La apertura sexual y las fantasías han impulsado que hoy tanto hombres como mujeres experimenten nuevas sensaciones y placeres que años atrás parecerían inapropiados, pero que de a poco van ganando terreno en quienes son más desinhibidos y están dispuestos a ir siempre un paso más adelante si nos adentramos en este paraíso del sexo. 

Pero, ¿puede un hombre ser heterosexual y fantasear con vestirse de mujer como práctica habitual? Claro que sí y a tal comportamiento se le denomina Crossdressing, el cual llega a derribar el mito que sólo un homosexual puede tener deseos de usar prendas femeninas y maquillarse como una chica, ya que la “heterosexualidad flexible” va ganando terreno en la sociedad actual y de a poco se posiciona como una nueva forma de vida. 

Si bien el fenómeno no es algo reciente, obtuvo mayor popularidad por el libro “Casa Valentina”, del escritor norteamericano Harvey Fierstein, ejemplar que cuenta la historia de siete hombres crossdressers que se trasvisten y juegan a ser mujeres, pero sólo por un momento.

Tal fue el auge de este escrito que el director, actor y dramaturgo argentino José María Muscari lo llevó a las tablas con total popularidad, afirmando incluso en una entrevista con el diario digital trasandino Infobae que: “ el crossdressing es el fetiche por la ropa del sexo opuesto sin que eso tenga intervención en la elección sexual, sino que entra en un terreno de la composición psicológica de las personas”.


Instagram | Maquillaje masculino
Instagram | Maquillaje masculino 


A diferencia de las travestis, que su más grande anhelo es vivir las 24 horas de mujer, en los “heterosexuales flexibles” se observa una doble identidad, una en que se sienten bien con su vida de hombres, pero por momentos desean explorar su lado femenino y recurren a este vestuario para modificar tanto su personalidad como su imagen.

Ámbito que el director transandino declara que quienes practican Crossdresser son hombres, pero buscan espacios en los cuales ponerse en los zapatos de una mujer. “A estos machos les lleva mucho tiempo crear esta transformación, y esa composición tiene que ver con un alter ego que tienen en su interior”. 

Asimismo, dado los prejuicios sociales presentes en su mente y a la poca tolerancia que hoy existe por parte de la sociedad, son muy pocos los que se atreven a salir a la calle con dicha transformación, aunque cada vez más hombres confían a sus parejas sus preferencias. “Hasta se acompañan mutuamente a comprar ropa, o frecuentan clubes especiales para crossdressing donde se pueden desenvolver como chicas sin la necesidad de ocultar ese lado que en algunos casos está reprimido”, es lo plasmado en el medio femenino Entre Mujeres

¿Qué hay tras los heterosexuales flexibles?


Esta nueva forma de ver a los heterosexuales surge a partir de un trabajo desarrollado por Carlos Figari, investigador del Conicet y del Grupo de Estudios sobre Sexualidades (GES) del Instituto de Investigación Gino Germani de la UBA, y envuelve la posibilidad de que un hombre se sienta atraído sexualmente por una mujer, pero a la vez quiera jugar o experimentar ser una chica por un par de horas.

Para llevar a cabo tal investigación, el experto exploró una serie de pub y discoteques gays y “alternativas” (lugares frecuentados tanto por homosexuales como por heterosexuales), llegando a la conclusión que el crossdressing es sólo una experiencia momentánea que desean vivir los heterosexuales, es una especie de escape a estas barreras impuestas por una sociedad conservadora que de a poco se han ido derribando, es lo plasmado en su libro “Todo sexo es político”.

“Del mismo modo, hay que tener en cuenta que los prejuicios de la sociedad actual en torno a la sexualidad, hace que estos hombres se mantengan en completo anonimato y en un principio vivan este deseo interno con una culpa de que lo que sienten es mal mirado por sus pares e incluso algo intolerable si se tiene familia e hijos”, afirmó Paulina Valenzuela, psicóloga y terapeuta de parejas

Tal es el miedo por no sentirse rechazados por el entorno, que existen muchos hombres que adoptan esta práctica que deciden ocultar a sus novias o esposas este deseo íntimo, pese a que no está asociada con su elección sexual y el hecho de usar un par de tacones no los hace sentirse mujeres ni menos querer intimar con otros hombres. 

What Women Want | Icon Productions
What Women Want | Icon Productions 


Contexto en que Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo declaró al medio argentino Entre Mujeres que en la intimidad de una pareja todo es posible, y eso contempla el intercambio de ropa, el juego de roles y hasta el uso masculino de consoladores. 

“Todo es posible en la cama y eso involucra a que si un varón se viste con ropa de mujer o usa lencería femenina dentro del juego erótico y dicha práctica no es condición “sine qua non” para tener sexo, no debería llamar la atención. No implica nada más ni nada menos que buscar nuevos recursos para disfrutar y despertar el deseo sexual de su pareja”, afirmó el experto.

Por eso el especialista sostiene que considerar que ese hombre es un homosexual encubierto es un grave error, ello porque la homosexualidad es un deseo de amar y/o tener relaciones con alguien del mismo sexo y no implica usar indumentarias ni accesorios del sexo opuesto por momentos determinados solo para experimentar sentirse mujer por un par de minutos.

Asimismo, Paulina Valenzuela complementa que hoy en día tener este tipo de juegos en la pareja es un excelente recurso para salir de la rutina y optar por nuevas formas de sexualidad, siempre que ambos estén de acuerdo. Lo mismo ocurre con acceder a otras prácticas (recursos osados) que si hay un consenso no tendría porque afectar la relación ni menos dudar de la sexualidad del otro, pues en este plano son sólo parte de un contexto y de ciertos códigos presentes en el compromiso que nadie más que la pareja entiende.

Del mismo modo, que un hombre opte por usar una prenda femenina para vivir esa experiencia es parte de un proceso en que él desea encontrarse con su parte más sensible. “No tiene relación alguna con querer ser mujer las 24 horas del día, sino que es un mecanismo para experimentar esa sensibilidad que si bien le causa placer, tiene tiene claro que su masculinidad es lo que prima”, finalizó la psicóloga.


Tomado de: Biobiochile

jueves, 28 de abril de 2016

La ropa hace al hombre, y a la mujer…



 Por Sharom Nadine

La ropa que hace a la chica como el color a la flor.

Tengo una teoría, una bastante triste si eres chico. Si la ropa creciera con la persona, un hombre solo necesitaría un traje durante toda su vida para cada ocasión especial, bautizo, comunión, graduaciones, matrimonio, entrevistas de trabajo, fiestas importantes, jubilación y funeral; a todas podría asistir usando el mismo traje.
 
Imagínense entonces a una mujer y las decenas, o cientos de atuendos que usa durante su vida para cada ocasión que vale como importante, su bautizo, su primera comunión, sus 15 años (mi favorito), graduación, matrimonio, etc. Sería ridículo pensar que usaría lo mismo cada vez.
 
Aprendí viendo a las mujeres a mi alrededor que una se viste para la ocasión y el momento, que es un divino rompecabezas el elegir el “outfit” perfecto, que indique que mujer quieres ser en ese momento, que mensaje quieres transmitir y que efecto deseas causar.
 
Es una de las razones por las que amo mi femineidad, me da opciones que nunca habría experimentado, y para nosotras es lo hermoso de vestirse de mujer, no quiero ropa para hombres que parezca femenina, quiero ropa de mujer, ropa que cualquier mujer pudo haber usado, quiero montarme en sus tacones y mirar al mundo desde su altura, cubrir mi espalda con su seda y maquillar mi rostro para decirle al mundo, “¡Mírenme, esta soy yo!”.

Es que sólo abrir el cajón de la ropa intima es una aventura. ¡No me hagan comenzar con la ropa intima! Es un tema al que le dedicaré mi próxima entrega, toda dedicada al placer del encaje, las transparencias y esas delicias que tocan tu piel desnuda.

A la final, la ropa es una armadura, una forma de expresión, una extensión de quien somos por dentro y un aviso muy claro de cómo queremos ser vistas. Es divertido y muy interesante explorarse a una misma a través de cómo se ve.

Hoy inténtalo, ponte algo que nunca pensaste podrías usar, juega con tu guardarropas, explora tu propia personalidad, diviértete con lo que te pondrás. Sé como una niña que descubre su propia femineidad en el closet de su mamá.

Al final, tú eliges que flor quieres ser y de qué color quieres que te vean.



-Contacto:
sharom_lover@yahoo.com

martes, 26 de abril de 2016

Dafni Cocó, el hada madrina del travestismo



 


ENTREVISTA EXCLUSIVA


Como la mayoría de las mujeres, la vida de Dafni Cocó transcurre entre maquillaje, vestidos, faldas y zapatos de tacón alto, pero en su día a día hay algo peculiar: ella es experta en colocar armónicamente estos elementos no sólo para el arreglo de su persona, también lo hace en cuerpos de hombres para hacerlos ver como una radiante mujer.

Dafni es propietaria de la Casa de Transformaciones Dafni Girls, ubicada en Madrid, España, donde ofrece diversos servicios estéticos y asesorías, en su mayoría para travestis heterosexuales.  

El arte de Dafni tuvo sus primeros pasos en su natal Barcelona hace cinco años, pero dado el gran éxito que tuvo con sus primeras clientas se mudó a la capital española en abril de 2015, donde se ha cosolidado en poco tiempo como un referente en el mundo del travestismo ibérico. Hombres de todo el país y el extranjero llegan a Dafni Girls para pasar un momento de distracción y relajamiento en un ambiente seguro, discreto, sofisticado y muy profesional.

Platicamos en exclusiva con Dafni Cocó, quien nos contó vía chat de lado a lado del Atlántico detalles de su labor como maquillista, consultora de imagen y ahora también activista de los derechos de la comunidad TTT. Una auténtica hada madrina que con su magia convierte a un hombre común y corriente en una hermosa supermodelo.






Sabemos que eres muy reconocida en el travestismo español, pero cuéntanos de tu propia voz quién es Dafni Cocó y a qué se dedica

Dafni Cocó es mi nombre artístico, viene de mi propio nombre Dafnis Cocoma. En estos momentos me dedico a la imagen y coaching del travestismo que conocemos como heterosexual. Englobando toda la estética, el entrenamiento de modales femeninos y creando motivación para quitar todos los miedos e inseguridades que existen en esta práctica.



¿Cómo fue tu primer acercamiento con el mundo travesti y qué fue lo que te llamó la atención de él?

Yo siempre digo que era mi destino, ellas me encontraron. La primera vez me llamó una persona por teléfono con voz masculina, que deseaba que le dieran unas clases de maquillaje para feminizarse. Yo soy de Barcelona, ahí empecé hace ya más de 5 años. Me dedicaba a dar cursos de estilismo y maquillaje a chicas, y tenía mi teléfono por diferentes páginas de internet. Así me contactó la primera travesti y empecé a introducirme en este mundo. Me pareció muy curioso y quise saber de su vida, empezó una bonita amistad, tanto que el primer día nos fuimos a cenar juntas después de la clase. Donde impartimos el curso fue una asociación llamada Enfemme, de chicas travestis, y como puedes imaginar ya salí con la agenda llena de cursos de maquillaje. Fue muy bonito.


“Yo siempre digo que era mi destino, ellas me encontraron. La primera vez me llamó una persona por teléfono con voz masculina, que deseaba que le dieran unas clases de maquillaje para feminizarse”




¿Cómo fue tu reacción al ver que eran chicos los que solicitaban el servicio? ¿Qué pensabas antes de esto sobre los travestis? ¿Cambió tu percepción a partir de ese momento?

¡Al ver que eran chicos me pareció súper divertido! Antes no conocía a ningún travesti, sólo había oído hablar de las dragqueens y esto no tenía nada que ver. Me pareció asombroso que existieran hombres heterosexuales a los que le gustara vestirse de mujer. A partir de allí mi vida empezó a cambiar en todos los sentidos, por fin descubrí que había más mundo fuera de lo que me habían enseñado. Siempre fui una niña muy soñadora, y conocer a personas travestis me pareció muy divertido y que aprendería muchas cosas.


“Me pareció asombroso que existieran hombres heterosexuales a los que le gustara vestirse de mujer. A partir de allí mi vida empezó a cambiar en todos los sentidos, por fin descubrí que había más mundo fuera de lo que me habían enseñado”




Después de esta experiencia, ¿cómo surgió la idea de crear Dafni Girls? ¿Cuál fue el punto decisivo?

No tuve las cosas claras hasta los tres años de convivir, colaborar, compartir con ellas infinidad de circunstancias. Al ser un mundo desconocido, pensaba que me sería difícil poder ganarme la vida con ello y lo compaginé durante mucho tiempo con mi trabajo de maquilladora. Las chicas insistían que me dedicara a ello, que me iría muy bien. Yo decidí crear primeramente un blog informativo y así comencé a conocer a muchas travestis y a crear infinidad de amistades de todos los lugares del país. A los cuatro años decido dejar mi trabajo de maquilladora en Barcelona para montar mi propio estudio de transformismo en Madrid en abril de 2015. Me había creado un nombre sin darme cuenta y ya muchas travestis deseaban conocerme y que les asesorara, ese fue el momento adecuado para hacerlo.


 
¿Qué servicios ofreces en Dafni Girls?

Después de un año con el estudio abierto y funcionando he cambiado el nombre de Dafni Cocó por Dafni Girls, es mucho más extenso, creando una filosofía y un estilo de vida, haciendo referencia al colectivo travesti aquí en España. Los servicios que ofrezco son desde maquillaje, transformaciones completas con vestuario, cursos, acompañamientos a eventos, paseos, sesiones de fotos, todo lo que puedes llegar a soñar y viviendo la feminidad de una forma divertida, elegante y con estilo.


 
 



¿Aceptas travestis gays y chicas trans o sólo a travestis heterosexuales?
Acepto toda persona que desee feminizar su imagen y descubrir toda la parte femenina que pueda llegar a tener.


Del mundo travesti, ¿qué porcentaje estimarías que son heterosexuales?
Un 98% de las personas que llegan conmigo son heterosexuales, aunque hay casos en las que hay un punto de bisexualidad al convertirse en mujer.



Hay quien dice que no existen los travestis heterosexuales, que si un hombre se viste de mujer necesariamente tiene que sentir atracción por otros hombres y que no lo han descubierto o no lo aceptan. ¿Tú qué opinas?

Yo opino que es falta de información, nada más puro desconocimiento. A mí tampoco me enseñaron que existían personas así, sólo cuando abres tu mente y tu corazón descubres muchas formas de vida y atraes a personas maravillosas y muy diferentes a ti.


¿Estás convencida entonces de que hay travestis 100% heterosexuales?

¡Sí los hay, claro! Aunque cuando están de travestis o, como digo yo, de chicas, serían lesbianas entonces (risas).


 


También hay quien dice que no existen los travestis de closet o que sólo se visten casualmente por hobby o por erotismo, que en cada travesti en realidad hay una mujer transgénero. ¿Tú qué opinas?

Opino que cada persona es diferente y hay casos de todo, desde mi propia psicología y análisis de las travestis que acuden a mí, hay un porcentaje que les encanta la dualidad de vida, ser hombre y ser mujer en sus horas libres, hay otras que si hubieran vivido una vida diferente en un tiempo mejor, sí serían mujer transgénero, y luego tenemos a las que lo ven como un hobby, o fetiche, o un divertimento. En todos los casos es un placer, liberación y felicidad.


“Cada persona es diferente y hay casos de todo, desde mi propia psicología y análisis de las travestis que acuden a mí, hay un porcentaje que les encanta la dualidad de vida, ser hombre y ser mujer en sus horas libres, hay otras que si hubieran vivido una vida diferente en un tiempo mejor, sí serían mujer transgénero, y luego tenemos a las que lo ven como un hobby, o fetiche, o un divertimento. En todos los casos es un placer, liberación y felicidad”






¿Cómo le harías entender a las personas que no saben nada de este mundo que existen hombres a los que les gusta vestir de mujer sin tener atracción por otros hombres ni quieren ser mujer de tiempo completo?

Esta pregunta es buena, eh. No hay que obligar a nadie a entender nada. Sólo el puro conocimiento de que esto existe, lo hace a la larga entendible o respetable. Con la visibilidad conseguimos mucho, pero no nos podemos aferrar a gente que no quiere salir de sus creencias y de lo que le han enseñado. Tenemos que ver que hay personas que sí pueden ver que esto es algo habitual en miles de hombres en el mundo y que si esas personas son felices, adelante. Yo soy una de ellas, adoro este colectivo y esta forma de vivir, me parece divertidísima y alucinante.


Desde tu punto de vista, ¿el travesti nace o se hace?

No hay unos estudios que resuelvan esta duda, pero lo que sí sé es que hay casos que lo llevan desde muy pequeñitos y otros les aparece el sentimiento a mediana edad. Alguna hormona femenina de más ha de haber en todos los casos (risas).


Regresando al tema de tu Casa de Transformaciones, cuando transformas a un chico, ¿eres honesta cuando no le va bien determinado tipo de ropa o cuando se ve mal con determinado look?

Siempre intento aconsejar lo mejor que puedo o creo que le va a sentar mejor, pero hay veces que la misma persona quiere un estilo determinado y yo apenas puedo modificarlo. Aunque siempre intento buscarle un punto que se aparte totalmente de lo vulgar.


¿Cuando consideras que una travesti cae en lo vulgar? ¿Qué opinas de ellas?

Cae en lo vulgar cuando armónicamente el conjunto no tiene concordancia. Mi función es dejarlas lo más femeninas posible, entonces no tienen que estar presentes los detalles masculinos, o los menos posibles. Usar ropa mucho más pequeña de tu talla habitual también me puede parecer vulgar. No quiero seguir alimentando esa situación, porque una travesti puede llegar a ser infinitamente bella con su estética. Y creo que lo estamos demostrando día tras día con las chicas que van pasando por mi estudio. Son realmente preciosas.



¿Qué diferencias notas entre maquillar a chicas biológicas y ahora que te dedicas a transformar a chicos? ¿Qué diferencia hay en el trato contigo?

Maquillar a chicos es mucho más creativo y satisfactorio. Mucho más sentimental y de corazón. Sólo con su sonrisa puedes ver la felicidad que le produce a esa persona ese maquillaje. Eso me llena totalmente. En las chicas está muy bien también, pero es diferente, no estas cumpliendo un sueño que llevabas tanto esperando.


 



Hablando de estándares de belleza, ¿Crees que las travestis somos presas también del concepto de feminidad dictado por la sociedad, es decir, en la forma de emular el cliché de la imagen femenina perfecta?

Más que el dictado por la sociedad, es el que ellas deciden vestirse. Les gusta verse muy sexy en muchas ocasiones, pero eso viene debido que al tener un cuerpo masculino, acentúan todo lo que pueden la feminidad, llegando a ser a veces exagerado.

¿Cómo te sientes de ser una mujer en un mundo de hombres que se ven como mujeres?

¡Me siento como una reina! (risas)
¡No me faltan halagos ningún día de mi vida! (risas)


 



Para las travestis es muy valioso tener un contacto, una aliada, una amiga mujer biológica que nos comprenda y apoye. ¿Cómo te sientes de ser tú esa mujer de muchas travestis y cómo enfrentas eso en el día a día?

Me siento muy orgullosa de ser elegida para esta función, a veces me da la sensación que lo disfruto más yo que ellas. Me siento afortunada de tener la vida que tengo y colaborar en la felicidad, la alegría y el disfrute de tantas personas. Mi día a día me encanta, vivo el momento totalmente, aventuras diferentes todos los días. Con las travestis más cercanas no sólo comparto su parte femenina, se han convertido en mis amistades en las dos partes y eso es muy bonito.


¿Has tenido o tendrías una relación sentimental con un chico travesti?

Esta pregunta es la primera vez que me la realizan en una entrevista (risas). Por supuesto que comprendo y adoro a mi colectivo. En el trabajo es totalmente un trato amigable y profesional. Pero si algún día conociera a alguien fuera del trabajo, no me importaría. El amar es compartir y respetar, la persona es lo que te enamora.




¿Cuál ha sido la experiencia más linda que te ha tocado vivir en Dafni Girls? ¿Qué momentos son los que disfrutas más?

La experiencia más bonita es cuando vas viendo la progresión de ellas del primer día a cuando ya hemos creado una personalidad, ganan seguridad y las ves muy felices. El momento más bonito es su sonrisa dibujada en el espejo cuando termino de maquillarlas y vestirlas y el abrazo al despedirse. Son momentos que me dejan una sonrisa permanente.



“El momento más bonito es su sonrisa dibujada en el espejo cuando termino de maquillarlas y vestirlas y el abrazo al despedirse. Son momentos que me dejan una sonrisa permanente”


 




¿Cuál ha sido la experiencia más graciosa que te ha tocado vivir en Dafni Cocó?

¿La más divertida? Han habido muchas, pero una que recordaré siempre fue un día que teníamos mucha prisa, una de las chicas se quedó atrapada en el vestido y no podíamos sacarlo ni para arriba ni para abajo (risas), yo nerviosísima por el tiempo y ella gritando ayuda!". Tuve que dejar de ayudarla para revolcarme en el suelo por la risa. ¡Qué dolor abdominal! (risas).
Otra divertida fue con una clienta pero que iba de chico conmigo dirección a Barcelona en un vuelo. Quise pintarle las uñas y la azafata nos llamó la atención. Toda la fila mirando como le pintaba las uñas a él. Y yo para rematar, dije que ya se las terminaría de pintar cuando llegáramos a casa. Esa fue muy divertida, él/ella se murió de la vergüenza.


En contraste, ¿Cuál ha sido la experiencia más fuerte o triste que te ha tocado vivir en Dafni Cocó?

¡No he tenido tristes!


De acuerdo con las experiencias que has tenido con tus chicas, ¿consideras que las travestis deben de confesar su condición a sus parejas o es mejor mantenerla en secreto?

Pues depende del caso, hay travestis que desean decirlo a su pareja, ya que necesitan compartir todo con ellas, pero hay otras que no tienen la necesidad, y es más, pueden vivir mucho mejor que si se lo explicaran, ya que lo realizan de vez en cuando. Yo apoyo ambos casos siempre que la persona sea feliz.

“Hay travestis que desean decirlo a su pareja, ya que necesitan compartir todo con ellas, pero hay otras que no tienen la necesidad, y es más, pueden vivir mucho mejor que si se lo explicaran, ya que lo realizan de vez en cuando. Yo apoyo ambos casos siempre que la persona sea feliz”



¿Qué consejos darías a novias o esposas de travestis que se sienten decepcionadas, tristes, incomprendidas o que rechazan esta condición de su pareja?

Que si aman a su pareja, la escuchen y traten de comprenderla. Al menos que lo intenten, que intenten cambiar la forma de verlo y que sepan que puede ser muy divertido. Que si su pareja le ha contado algo tan importante es porque la ama. Ese detalle ya merece la pena para ayudar a entender esa parte.

¿Y si lo descubren por accidente?

Pues que escuchen a sus parejas, si no se lo ha dicho antes es por miedos e inseguridades, por nada más, eso no cambia que su pareja las ama.

“(A las parejas de travestis les diría) que si aman a su pareja, la escuchen y traten de comprenderla. Al menos que lo intenten, que intenten cambiar la forma de verlo, y que sepan que puede ser muy divertido... si no se lo ha dicho antes, es por miedos e inseguridades, nada más, eso no cambia que su pareja las ama”




¿Crees que un hombre travesti puede ser mejor pareja para una mujer que un hombre común?

No hay mejores ni peores, cada persona es única e irrepetible. Pero sí es verdad que con esta dualidad puedes llegar a compartir muchos más detalles con tu pareja porque ellos también sienten esa parte de feminidad que otro hombre no tendrá nunca. Dicen que para juzgar antes tienes que vivirlo.

“Es verdad que con esta dualidad puedes llegar a compartir muchos más detalles con tu pareja porque ellos (travestis) también sienten esa parte de feminidad que otro hombre no tendrá nunca”

 




¿Alguna vez has experimentado el travestismo vistiéndote tú de chico?

No me atrae vestirme de varón, nunca me ha atraído.


¿Si hubieras nacido varón, crees que serías travesti?

Si hubiera nacido varón pensando y sintiendo como ahora siento, sí; pero porque yo me considero una chica muy presumida y que me encanta ser mujer y femenina. Pero eso no se puede saber nunca.


¿Qué recomendarías para que la sociedad se acerque a este mundo y no discrimine?

¡La recomendación es que simplemente vean lo fascinante que puede ser una vida! Si lo quieren compartir, estupendo; y si no, con que lo respeten nos es suficiente. La discriminación viene por creencias, por rechazar lo desconocido y la falta de información, ahí ya depende de qué vida queremos vivir: si nos abrirnos al mundo o nos cerrarnos por completo. A mí siempre me han gustado más los nuevos amaneceres que están por descubrir.

     “La discriminación viene por creencias, por rechazar lo    desconocido y la falta de información, ahí ya depende de qué vida queremos vivir: si nos abrirnos al mundo o nos cerrarnos por  completo. A mí siempre me han gustado más los nuevos amaneceres que están por descubrir”





¿Algo más que quieras agregar?

Mil gracias por dar una vez más visibilidad a este precioso colectivo.


Eres una mujer hermosa por dentro y por fuera. Agradecemos mucho esta entrevista. Eres una inspiración, un referente y un apoyo valiosísimo e inigualable para nostras. ¡Mil gracias!


FOTOS: Cortesía de Dafni Girls.

 

Contacto:

-Twitter: @dafnicoco

-e-mail: info@dafnigirls.com