miércoles, 14 de diciembre de 2016

La drag queen que ha hecho historia en los Oscar

Resultado de imagen para kelly mantle
FOTO: Especial

Tras el revuelo causado por la falta de diversidad en las nominaciones al Oscar durante la pasada edición de los premios más importantes del cine, parece ser que la Academia de Hollywood se está tomando en serio lo de mover ficha. Si el primer paso dado por la institución que preside Cheryl Boone Isaacs fue la de duplicar el número de mujeres y “miembros diversos” para 2020, ahora la organización ha dado un paso de gigante al permitir que una persona pueda ser nominada por un mismo papel en la categoría de mejor actor y mejor actriz de reparto.

Resultado de imagen para kelly mantle
FOTO: Especial


Y esa persona afortunada es Kelly Mantle, una drag queen de 40 años que se considera a sí misma actor y actriz y su definición propia es la de ‘género fluido’, es decir, que no se siente identificado con ningún género. 
Conocida cantante y popular en la televisión norteamericana por intervenir en el reality RuPaul: Reinas del drag, Mantle encarna a una prostituta transgénero en Confessions of a Womanizer (Confesiones de un mujeriego), una interpretación que ha recibido los elogios de la crítica, pese a tener un papel breve en la cinta. Dirigida por Miguel Ali, el filme ha tenido una gran repercusión en el circuito cinematográfico alternativo de Estados Unidos y se ha alzado con dos premios en el festival underground de Los Ángeles.




Si bien es cierto que ya han sido nominadas otras personas transgénero en el pasado, esta es la primera vez que el género es imposible de identificar. Anteriormente, quienes interpretaban a personajes transexuales eran nominados en la categoría del sexo de nacimiento. Así, pues, la Academia ha realizado el primer registro para la fase previa a las nominaciones y ha aceptado la inscripción de Mantle en las categorías masculina y femenina, por lo que puede ser nominada en ambas.

Al parecer, todo empezó cuando los productores del filme se vieron envueltos en un dilema realizando los trámites del papeleo para optar a los Oscar, ya que debían especificar si el intérprete era hombre o mujer. Según la web The Wrap, al final acabaron solicitando que se tuviera en cuenta el trabajo de Mantle en cualquiera de las categorías, una petición que ha acabado siendo aceptada.

Poco después de conocer la noticia, Kelly Mantle escribió en su cuenta de Twitter que se sentía “honrada” y “abrumada” por tal consideración. 

Por su parte, Miguel Ali también quiso agradecer a la Academia su gesto: “No podría estar más impresionado; no tengo dudas acerca de que en Hollywood hay quienes hacen todo lo posible para iluminar a nuestra comunidad de género fluido y transgénero”.

http://monikermgmt.com/wp-content/uploads/2016/01/Kelly-Mantle.jpg
FOTO: Especial

 

Sin duda, toda una novedad en la historia de los premios Oscar. Sin embargo, esto no es ninguna garantía de que Mantle consiga colarse en la lista de nominados que se desvelará el próximo 24 de enero. Su candidatura tiene escasas probabilidades de posicionarse, sobre todo si tenemos en cuenta la lista de actores y actrices elegidos para competir en los próximos Globos de Oro, antesala de los premios de la Academia. Pese a todo, la decisión de la institución supone un hito en los premios y un verdadero éxito para la comunidad LGTB.
 
Confesiones de un mujeriego se estrenó en 2014, pero su equipo de producción no la postuló para los premios Oscar hasta este año. La película cuenta en clave de comedia los problemas de un joven seductor que trata de mantener la primera relación sentimental seria de su vida.

Además de Mantle, el reparto del filme cuenta con las interpretaciones de Andrew Lawrence, Jillian Rose Reed, Brie Bella, Gary Busey y la aparición estelar de C.Thomas Howell, actor popular en la década de los ochenta por sus papeles en Rebeldes (1983) o Admiradora secreta (1985).


 

Héctor Ji: un mundo sin normas de género



Foto: David Estrella





Su cara es la de un ángel: nariz respingada, ojos expresivos, pestañas como las alas de una mariposa, sus rasgos tersos y delicados casi siempre están adornados con el color del maquillaje, una expresión absolutamente femenina. Pero debajo de ese rostro candoroso está un cuerpo súper masculino: anchos hombros encabezan unos poderosos brazos plagados de músculos, fuertes pectorales acompañan a un abdomen marcado como un emparrillado.



Como parte del movimiento gender fuck, la vida de Héctor Ji no obedece las normas de género establecidas en la sociedad. En su imagen personal mezcla con soltura elementos del mundo femenino y masculino a la vez, en un contraste andrógino que deja con el ojo cuadrado a cualquiera.



Con veintitantos años, Héctor Ji es modelo, drag queen, DJ, gogo dancer y mucho más. A continuación los dejamos con esta entrevista exclusiva.









¿En qué parte del colectivo LGBTTTI te ubicas?



En realidad en ninguno, creo que ni mi apariencia ni mi preferencia sexual encaja en algún grupo específico. Nunca me ha gustado llevar una "bandera" sobre lo que soy, porque nunca me he sentido identificado al 100% con un término en específico.







¿Por qué en tu imagen personal combinas elementos femeninos y masculinos a la vez?



Es algo que ha ido evolucionando con el tiempo. Siempre me gustaron ciertas cosas "femeninas", como el maquillaje y la ropa; pero también me gustaban actividades consideradas "masculinas" como el levantamiento de pesas. En algún momento sentí que tenía que inclinarme por algún lado, pero descubrí la androginia, el drag y estilo GenderFuck y sentí que era lo mío, porque no todo debe ser blanco o negro, existe una gama de colores inmensa.




Foto: Noel Cruz


"Siempre me gustaron ciertas cosas "femeninas", como el maquillaje y la ropa, pero también me gustaban las actividades "masculinas" como el levantamiento de pesas. En algún momento sentí que tenía que inlcinarme por algún lado, pero descrubrí la androginia, el drag y el estilo gender fuck y sentí que era lo mío, porque no todo debe ser blanco o negro, existe una gama de colores inmensa" 



¿A qué edad comenzaste a sentir inquietud por lo androginia, el drag y estilo GenderFuck y cómo fue tu primer acercamiento?



A la androginia creo que desde la adolescencia, aunque en ese momento desconocía el término. Siempre me llamaron la atención los travestis y el cómo un hombre podía transformarse completamente por un par de horas para después volver a su masculinidad. Hace un par de años descubrí el drag gracias a una ex pareja que empezaba a experimentar con ese arte y que fue quien me maquilló la primera vez; no usé ropa ni nada, sólo maquillaje y peluca y subí una foto del resultado y sin playera, la cual causó sensación en redes sociales. Subieron mi imagen a algunas páginas de redes sociales y alguien por ahí escribió "Genderfuck"; yo desconocía ese término y lo más fácil fue googlearlo. Descubrí que ese era mi estilo y que podía explotarlo al máximo. Contaba con la ventaja de que los elementos que yo reúno no los tiene cualquiera. De hecho muy pocas personas en el mundo manejan el look que yo tengo.








¿Antes experimentaste algún otro acercamiento al mundo femenino, cómo travestirte en casa con la ropa de tu mama o algo por el estilo?



Lo llegué a hacer con la primera pareja trans que tuve a los 16 años, pero nunca me llamó demasiado la atención como para que se volviera algo frecuente.






Cuéntanos de esa primera vez y qué fue lo que te pusiste



Estaba intimando con mi pareja y me propuso vestirme (de chica), yo accedí y pues la verdad no recuerdo qué me puse, no fue una experiencia demasiado importante para mí.


Foto:Especial




¿A qué sexo o género es tu atracción sexual?



Soy pansexual. Pero definitivamente mi principal atracción es hacia las travestis.






En tu vida cotidiana, fuera del ámbito del show, ¿vives tu vida como chico, como chica o llevas la imagen dual a tu vida diaria?



Como chico, pero uso elementos femeninos como en mi show, sólo que el tipo de maquillaje no es el mismo. Incluso hasta utilizo blusas o pantalones de mujer, pero con mi tipo de cuerpo, no se nota que no son de hombre.





Foto: Carlos Martínez





¿En qué momento y cómo decidiste que podrías hacer de esta androginia una profesión al llevarla al espectáculo?



Cuando empecé a "vestirme" para salir al antro y a subir fotos a mis redes, empezaron a lloverme ofertas para hacer show. Decidí que si de cualquier manera lo iba a hacer, podía sacarle provecho monetario al look.







¿Qué es lo que quieres proyectar al mezclar en tu imagen elementos masculinos y femeninos a la vez? ¿qué significado le das a eso?



Básicamente, que puedo ser "bonita" sin perder mi masculinidad y tener cuerpo de "macho" sin perder mi feminidad. También quiero mostrarle al mundo que las normas de género pueden y deben romperse. Cada quien es libre de ser y expresarse como mejor le parezca, sin estigmas de que por ser hombre no puedes hacer cosas de mujer y viceversa.





Foto:Especial
"Puedo ser "bonita" sin perder mi masculinidad 
y tener cuerpo de "macho" sin perder mi feminidad. También quiero mostrarle al mundo que las normas de género pueden y deben romperse. Cada quien es libre de ser y de expresarse como mejor le plazca, sin estigmas de que por ser hombre no puedes hacer cosas de mujer y viceversa"



Tu discurso personal está en la vía de terminar con las diferencias entre el género masculino y el femenino. ¿Crees que algún día vivamos en sociedades donde se hayan borrado los límites entre uno y otro?



Yo creo que sí y vamos por buen camino. Todos tenemos un lado masculino y uno femenino, algunos lo tenemos equilibrado, otros más marcado hacia algún lado, pero en todos los seres humanos existe esa dualidad. Debemos quitarnos esos estigmas sociales y vivir la vida como mejor nos plazca, quitándonos los prejuicios y la pena. Esta apertura sexual ha costado mucho conseguirla, pero me siento muy contento de saber que puedo entrar a cualquier zapatería y probarme un par de tacones sin ser mal visto. Ahora yo me siento muy bien y estoy seguro que en el futuro las cosas serán aún mejor.





"Todos tenemos un lado masculino y uno femenino, algunos lo tenemos equilibrado, otros más marcado hacia aun lado, pero en todos los seres humanos existe esa dualidad"



Supongo que tu look atrae muchas miradas, ¿alguna vez te han discriminado por ello?



Nunca. Mis rasgos son finos pero mi comportamiento es varonil. Y no porque yo quiera aparentarlo, sino porque no me siento a gusto teniendo modos femeninos. Incluso mi caminar en tacones es masculino, sin amaneramientos. Creo que puedo pasar como un chico normal, del que nadie pensaría que hace drag. Y como dije, no es porque yo quiera disimularlo, sino porque yo me siento a gusto comportándome de manera varonil.





Foto:Especial


"Mis rasgos son finos, pero mi comportamiento es varonil. Y no porque quiera aparentarlo, sino porque no me siento a gusto teniendo modos femeninos. Incluso mi caminar con tacones es masculino, sin amaneramientos"



¿En tu familia y tu entono cercano de amigos fuera del ambiente drag saben de tu condición?



Claro. Y hasta me siguen en redes sociales (risas).







¿Cómo fue este proceso? ¿Alguna vez se molestaron contigo o algo por el estilo?



Mi familia sí, pero nunca fue grave. Con mis amigos fuera del ambiente me dio un poco de miedo, pero cuando se enteraron lo tomaron de la mejor manera y ahora hasta me lo celebran.







¿Qué le le dirías a le gente que discrimina al colectivo?



Lo que siempre digo "Soy más bonita que tu novia y estoy más bueno que tú" (risas).





 
Foto: Especial

                                                   "Soy más bonita que tu novia y estoy más bueno que tú"






¿Cómo le explicarías todo este mundo a una persona ajena que tiende a discriminar?



Muy simple: cuando uno aprende a vivir sin estar al pendiente de la vida de los demás, se es feliz.








¿Qué es lo que más te gusta del mundo masculino y qué es lo que más te gusta del mundo femenino?



Me gusta mucho el cuerpo masculino, creo que la estética que proyecta el cuerpo bien trabajado de un varón es bellísima. De la misma manera, un rostro femenino es hermoso. Estoy en la búsqueda de lograr un equilibrio entre los dos.




Foto:Especial

"Me gusta mucho el cuerpo masculino, creo que la estética que proyecta un cuerpo bien trabajado es bellísima. De la misma manera, un rostro femenino es hermoso. Estoy en la búsqueda de lograr un equilibrio entre los dos"




¿Cómo te gusta que te hablen, como ella o como él?



No tengo problema, puede ser cualquiera.








¿Tienes nombre de chica?



No. Eso es algo que siempre me preguntan, pero yo no siento que deba tenerlo, porque mi drag y yo somos la misma persona. No me meto en un personaje ni tampoco me siento una mujer.






¿Qué te sientes entonces?



Soy un hombre con características y gustos mixtos.





 
Foto: Noel Cruz





¿Algo más que desees agregar?



Las normas de género no deben existir. He visto que dentro de la misma comunidad trans y travesti están muy marcadas y me parece que es una contradicción. Se exige respeto, pero entre nosotros mismos no nos lo damos. Debemos cambiar esa forma de pensar y dejar atrás las etiquetas de masculino o femenino. Cuando esto suceda todos tendremos una mejor convivencia.



Foto:Osvaldo Solsot


"Las normas de género no deben existir... Debemos cambiar esa forma de pensar y dejar atrás las etiquetas de masculino y femenino. Cuando eso suceda tendremos una mejor sociedad"




Link a Página de facebook de Héctor Ji:

viernes, 9 de diciembre de 2016

Jacqueline y Verónica: una pareja muy femenina



Ocasionalmente, por los cafés de Sevilla se pasean Jacqueline y Verónica. Ambas ataviadas con vaporosos vestidos, siempre con la elegancia y feminidad que las caracteriza, van demostrando su amor y devoción la una a la otra.

En otras muchas ocasiones, a Jacqueline se le ve con Antonio, hombre fuerte y formal que la trata con el mismo amor y devoción que Verónica. Y no es casualidad. No se trata de un engaño ni de infidelidad. Antonio y Verónica son la misma persona.

Verónica es el alter ego de Antonio, un crossdresser heterosexual felizmente casado con el amor de su vida que siempre lo ha respaldado en cada paso de tacón.

A continuación les presentamos esta entrevista exclusiva, donde primero charlamos con Jacqueline y luego con Antonio/Verónica sobre su vida juntos, marcada siempre por el espíritu femenino.





JACQUELINE


Cuéntanos tu edad y cuánto llevas de casada con tu esposo.


Tengo 48 años, de los cuáles llevo casi 32 años con mi marido y casada 22 años y espero seguir así muchos más.

  
¿A qué edad lo conociste y cómo fue ese encuentro?

Nos conocimos con 16 años, en una fiesta de Navidad de 1984, pero no fue hasta el mes de marzo del año 1985 cuándo empezamos a salir. Él estaba con otra chica en aquel entonces. Ése día ni se fijó en mí creo yo (risas) pero yo sí me fijé en él. Recuerdo que en febrero volvimos a coincidir y empezamos a hablar, aunque desde ese día de Navidad que le conocí ya sabía qué era la persona con la qué quería compartir mi vida, y no me he equivocado, sigo tan enamorada cómo hace 32 años. El día 1 de marzo empezamos a salir oficialmente: 1-03-1985 y para siempre. 




"Desde ese día de Navidad que 
le conocí ya sabía que era la persona 
con la que quería compartir mi vida"



¿Cómo fue el contacto? ¿Por escuela, amigos, familiares?


Salíamos en la misma pandilla de amigos, sólo qué yo venía con mi prima y él estaba con sus compañeros de clase. Vivíamos en barrios diferentes, bastante separados y así en la fiesta de navidad coincidimos pro primera vez.




¿Cuánto duró el proceso de noviazgo hasta que decidieron unirse como esposos?


¡Ufff, casi 10 años! Hasta septiembre de 1994.





¿Qué fue lo que te atrajo de él como hombre?


Su sinceridad, dulzura, su sonrisa franca, es y será una persona con muchos valores.




¿Y físicamente?


¡Ah, eso fácil! Las piernas tan bonitas qué tiene. Le quedan bien cualquier tipo de pantalones.





¿Cómo te enteraste que era crossdresser?


Pues verás, siempre le ha gustado de nosotras la feminidad, la elegancia, la forma de vestir, de calzar, cosas que los hombres no puede disfrutar sin ser tachados de amanerados. Fue todo de pura causalidad, un año en carnaval, decidimos ir a Cádiz, ciudad del sur de España famosa por su carnaval, y me surgió la idea de vestirnos de “viudas alegres” y así surgió Verónica después de pasarse toda la noche andando con tacones ya no había forma de bajarla (risas).


 "Fue todo de pura causalidad, un año 
en un carnaval, decidimos ir a Cádiz, 
y me surgió la idea de vestirnos de “viudas alegres” y así surgió Verónica"




¿Él ya era crossdresser para entonces o lo descubrió ahí mismo?


Lo descubrimos ahí y la verdad qué fue divertido.





Pero hasta ahí todo era parte de un juego para la ocasión, ¿cómo se dio este proceso  en que Verónica se da cuenta que es crossdresser?


Desde esa primera vez en el carnaval se da cuenta de que puede expresar esos sentimientos que no puede siendo chico y lo hablamos juntos. No había nada de maldad en ello. Como tampoco fue de manera traumática para mí, siempre he pensado que esto es un juego a mi favor.


"Desde esa primera vez en el carnaval se da cuenta que puede expresar esos sentimientos que no puede siendo chico y lo hablamos juntos. Nada había de maldad en ello. Como tampoco fue de manera traumática para mí, siempre he pensado que esto es un juego a mi favor"




¿Qué pensaste cuando te dijo que quería seguir vistiéndose se mujer? ¿Cuál fue tu impresión? ¿Qué pasó por tu mente?


Tengo que decir a mi favor que siempre tuve lo que nosotros llamamos “el botón del pánico”, es decir que podía acabar cuando yo lo dijera.
¿Qué paso por mi mente? Pues supongo que lo que a todas las mujeres, tengo que decir que no había la información que hay hoy en día, pero yo sabía que debajo de todo ese maquillaje está la persona con la que elegí vivir el resto de mi vida, lo que veía era sólo un “envoltorio”.




"Yo sabía que debajo de todo ese maquillaje está la persona con la que elegí vivir el resto de mi vida, lo que veía era sólo un envoltorio"


¿Entonces pensaste, como es usual, que el podría ser gay o transexual?


No. Jamás me dio un sólo motivo para pensar qué así fuera. Siempre hemos llevado por bandera la sinceridad. De hecho nunca utilice el “botón del pánico”.





¿Qué edad tenían cuando el carnaval y cuánto de casados?


Tendríamos unos treinta años y de casados unos cuatro o cinco años.





Entonces fue un proceso muy llevadero todo esto.


La verdad qué sí. Basado en la confianza y la sinceridad siempre, Verónica no ha salido nunca sin mi compañía y de mutuo acuerdo.




A muchas esposas de crossdresser les pasa que se sienten intimidades por la presencia de “otra” mujer en casa, ¿Jacqueline se siente intimidada con la presencia de Verónica?
Para nada. ¿Por qué? Yo soy culpable de lo que hoy es Verónica, de su forma de ser, de todo, en el fondo es como una hija.



"Yo soy culpable de lo que hoy 
es Verónica, de su forma de ser, de todo, 
en el fondo es como una hija"
  

Hay quienes dicen que todo hombre que se viste de mujer es gay o que todos los crossdressers son homosexuales o transexuales que no se asumen, ¿que piensas de ello?
Yo hablo de mí experiencia propia, cada uno es libre de pensar como quiera. Es cierto qué esta sociedad es muy poco tolerante con las personas que no siguen las normas establecidas.





¿Tienen hijos?


Sí. Uno de 20 años.





¿Él sabe de Verónica?


Sí, por supuesto. Lo ve cómo una cosa normal, sabe que es su padre, él qué nunca le ha fallado.





¿A qué edad le dijeron?


No hizo falta, lo vio desde siempre.





¿Verónica existe para familiares o amigos de la familia?


Sí. De hecho una de las sesiones está con un vestido de su madre.





¿Y su familia cómo tomó todo esto?


Bueno a su madre al principió le costó un poco, pero ya lo lleva bien.





¿Cuál de los familiares o conocidos fue el que reaccionó peor al asunto?


Pues no sé qué decirte. Nadie sé ha disgustado por eso, la familia lo ha tomado muy bien. No hemos tenido problemas.





¿Qué ventajas tiene el tener una pareja crossdresser en comparación con un hombre convencional?


Pues mira, es más divertido salir de compras, antes era un suplicio. Hablamos con más naturalidad de nuestros sentimientos. A veces pensamos cosas y salen al mismo tiempo (risas) y compartimos la ropa y todo, es mi mejor amiga. Sabe cosas de mí que nadie sabe.






  "Es más divertido salir de compras, antes era un suplicio. Hablamos con más naturalidad de nuestros sentimientos. A veces pensamos cosas y salen al mismo tiempo (risas) y compartimos la ropa y todo, es mi mejor amiga. 
Sabe cosas de mí que nadie sabe"



¿Entonces Jacky le presta ropa a Vero?


Y viceversa





¿Quién es más femenina, Jacky o Vero?


Verónica tiene mucho de Jacqueline.






El alter ego masculino de Verónica es muy varonil, ¿cómo convive ese ser varonil con Verónica?


Es verdad que su yo masculino es muy varonil, pero vive en perfecta armonía con Verónica. Son como el Ying y el Yang, diferentes pero unidos.





 "Es verdad que su yo masculino es muy varonil, pero vive en perfecta armonía con Verónica. 
Son el Ying y el Yang, diferentes pero unidos" 




¿Crees que un esposo crossdresser puede ser mejor pareja que un hombre convencional?


Supongo que dependerá de cada esposo. En mi caso es cierto que ha supuesto una mejora de algo que creía era difícil de mejorar.





¿Qué le dirías a las parejas de crossdressers que se molestan, que se decepcionan o que rechazan la condición de su compañero?


Simplemente que les den la oportunidad de expresarse, qué no juzguen un libro por la pasta.



¿Cómo le harías entender el mundo crossdresser a alguien que no lo conoce y que tiene los prejuicios clásicos sobre él?

Poniéndonos de ejemplo, conversando, aclarando sus dudas, se teme lo que no se conoce.





¿Qué harías si Verónica decidiera que quiere quedarse para siempre y elimina a su yo masculino?


Es algo que se que nunca sucederá. Lo hemos hablado llegando ambos a la misma conclusión.





Algo malo que te haya traído a tu vida la llegada de Verónica.


Que su fondo de armario es más grande que el mío (risas).





"Su fondo de armario es 
más grande que el mío (risas)"

VERÓNICA





El proceso de presentación y asimilación de Verónica con Jacqueline fue suave, a diferencia de otros que son muy traumáticos, ¿no lo crees?

Convengo en ello, ha sido, es y será muy suave, pues considero que aún me queda mucho que aprender de ella. No tengo por menos que darte la razón y es triste, pero, y hago un inciso, nosotras lo teníamos muy claro: en el momento que a ella no le gustase, yo automáticamente guardaría a Verónica. Conozco muchas crossdresser que han provocado su separación con frases como “si me quiere me tiene que aceptar como soy”, y yo pienso “¿de verdad?” Creo que esta afirmación es la más lamentable prueba de egoísmo de una persona. 32 años nos contemplan, ¿crees que es fácil? Una relación de pareja, sea cual sea, ha de basarse, creo yo, en un reparto equitativo de poderes, una vez cedo yo y otras tú, pero sé de chicas que no, que piensan primero yo, después yo y siempre yo.



 "Una relación de pareja, sea cual sea, ha de basarse, creo yo, en un reparto equitativo de poderes, una vez cedo yo y otras tú"





Yo esperaba una historia distinta, pero dado que ella inició el proceso, ha sido tranquilo, es diferente a otras historias.

Así es. El detonante fue aquel año de carnaval, es como llevar algo dentro sin saber que está ahí, hasta que se manifiesta. Hagamos un símil un poco burdo: tú no sabes que llevas el virus de la gripe hasta que se manifiesta en forma de fiebre estornudos, etc.







¿Nunca tuviste una experiencia previa en tu infancia o juventud que te haya detonado algo aunque sea un poco?


¿Quién no se ha probado los tacones de su madre? El que esté libre de culpa que tire la primera piedra. Yo también lo hice, pero mi fascinación por las mujeres va más allá, no considerando sólo el aspecto físico (el cual es algo transitorio, pues el tiempo no nos perdona el paso de los años), si no el maravilloso mundo interior que tienen, tan lleno de sensaciones, de formas de ser, de ver las cosas.
Cuando era niño y usé los tacones de mamá por primera vez no había conciencia colectiva sobre este tema, era poco menos que una enfermedad. Carecía de información o la que podía disponer era muy escasa o difusa. Además, por cuestiones de educación, esa curiosidad de vestir de chica quedaba encerrada en el más oscuro y recóndito lugar de mi cerebro, por eso fue mucho más tarde, hasta el carnaval, que Verónica nació.


 "Mi fascinación por las mujeres va más allá, no considerando sólo el aspecto físico (el cual es algo transitorio, pues el tiempo no nos perdona el paso de los años), si no el maravilloso mundo interior que tienen, tan lleno de sensaciones, de formas de ser, de ver las cosas"
 


¿Entonces tú nunca pasaste esa etapa de transformarte a solas cuando nadie estaba en casa?


Transformación completa como la que actualmente realizo, no. Somos familia numerosa y mi madre trabajaba en casa, eran contadísimas las ocasiones donde yo pudiera estar solo. Hasta los treinta años aproximadamente en ese carnaval fue donde en realidad descubrí todo.





¿No fue un poco tarde?


Nunca es tarde si la dicha es buena.


 



¿Te hubiera gustado comenzar más joven?


Lo pasado, pasado está, el futuro es algo que está por escribir, así que disfruto del presente. Cuántos errores me gustaría borrar de mi pasado, pero he de vivir con ellos.




Tengo entendido que mucha gente de tu entorno sabe que eres crossdresser, ¿Es así?


Sí. Familiares, amigos.




¿Y cómo fue que se los dijiste?


Lo dije por que no soy persona de ocultar nada, me gusta la transparencia. Tan fácil como una buena charla.




¿Y cómo reaccionaron a ello?


La lógica: sorpresa, por unos instantes. Una buena charla razonada para acabar con dudas y temores.



¿Y cómo te trataron a partir de ese momento?

Igual que hasta entonces y que hasta la fecha de hoy.





Tienes buenas amistades. Me intriga mucho en particular la reacción de tu mamá ¿cómo fue?


La lógica de una mujer que ha dado a luz a un varón, al principio de sorpresa, pero insisto, nada mejor que una buena charla.






¿Qué fue lo primero que te dijo? ¿Lo más fuerte?


Que le explicara.





¿Hubo algún insulto, algún drama de por medio?


Jamás le he oído a mi madre una palabra más alta que otra. ¿Por que habría de haberlo? ¿Insulto hacia mí? ¿de mi madre? ¡Jamás de los jamases!
¿Drama? ¿A caso he asesinado o robado? Esos sí son motivos para un drama.


"Jamás le he oído a mi madre una palabra más alta que otra. ¿Insulto hacia a mí? ¿Por qué habría de haberlo? 
¿De mi madre? ¡Jamás de los jamases!
¿Drama? ¿A caso he asesinado o robado? 
Esos sí son motivos para un drama"




¿Hay quien considera que no existen los crossdresser heterosexuales, sino que son homosexuales o transexuales que no se asumen, ¿Tú qué piensas?


Que no lo entiendo. Creo que me puedo poner por ejemplo. Por supuesto que cada persona tendrá su opinión, por supuesto tan respetable como la de cualquiera, pero ¿a caso es otra norma impuesta por la sociedad?





¿Te consideras completamente heterosexual?


Totalmente.





¿Nunca has pensado en entablar una relación con algún chico?

 Nunca. Es más, ni en fantasías. Una cosa es que te sientas halagada por que un chico vuelva la cabeza a tu paso, por te que dediquen una frase bonita, a terminar en la cama con uno.




¿Qué te motiva a vestirte de mujer? ¿Por qué lo haces?
Verónica es mi alter ego, es la persona que me permite exteriorizar mi mundo de sentimientos que por mi rol de varón no puedo (o no debo, según la sociedad), sentimientos como la feminidad, como la sensualidad, como la elegancia y tantos y tantos más.





"Verónica es mi alter ego, es la persona que me permite exteriorizar mi mundo de sentimientos que por mi rol de varón no puedo (o no debo, según la sociedad), sentimientos como la feminidad, como la sensualidad, como 
la elegancia y tantos y tantos más"



¿Qué hay de Verónica en tu alter ego masculino y viceversa?


Hay simbiosis. Vivimos en perfecta armonía. En Antonio siempre hay un tiempo para Verónica. 



"Hay simbiosis. Vivimos en perfecta 
armonía. En Antonio siempre hay 
un tiempo para Verónica"

 
  
¿Qué representa Jacqueline para tu alter ego masculino y para Verónica?
Para mi lado masculino es mi esposa, a la que respetaré y amaré siempre, para Verónica una maestra de quien aprender, una amiga de esas de verdad.






Un pequeño pensamiento de Verónica para Jacqueline:


"El timbre de su casa sonó. Rauda acudió a la puerta, más allí no había nadie. Casi cerrando la puerta, se percató que allí a sus pies había un canasto. Dentro de él, 
el burdo boceto de una mujer.
Ella le abrió su corazón y la crió como si fuera suya. Le enseñó a vestir. Con sus cuatro pinturillas le enseñó a maquillarse. Con su infinita paciencia logró que caminara con tacones. Y con su inagotable amor, le hizo ver el rico mundo de sentimiento de las mujeres. Y así, agarrado de su mano, aquel burdo boceto de mujer, creció para llegar a convertirse en lo que ahora veis. Aquel esbozo se llama Verónica y la mujer que le abrió las puertas de su corazón es mi esposa. Ella es la culpable, si de algo tiene culpa, de ser como soy. Ahora me entendereis cuando digo que ella es el 90 % de Verónica. Hoy soy yo la que la maquilla con mis cuatro pinturillas, como ella hiciera tiempo atrás. La mujer que se refleja en ese tocador y que sonríe es ella. Doy gracias al cielo por tenerla a mi lado. Si, es una bendición".


FOTOS: CORTESÍA